SOLUCIÓN AL “PASO DEPRIMIDO” NO SERÁ CANCELARLO NI RELLENARLO

Expertos consultados por el Ayuntamiento de Mérida dejaron en claro que cancelar o rellenar el paso deprimido, en Prolongación Paseo de Monteo con Circuito colonias, no es la mejor opción luego de las inundaciones que sufrió durante el año pasado al aumentar los niveles del manto freático en la ciudad.

Una parte de los estudios que se realizan para dar solución a los problemas que presenta este distribuidor vial está a cargo del Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán y forma parte del trabajo que realizan las autoridades municipales.

En voz del presidente del Consejo directivo de esa agrupación Miguel Ángel García Domínguez, el trabajo resulta complejo, debido a que se requiere tomar en cuenta diversos análisis y estudios para determinar la mejor solución que garantice, en primera instancia, la seguridad de los meridanos.

El especialista indicó que desde la perspectiva de la agrupación que representa, cancelar o rellenar el paso deprimido no es la mejor opción, de ahí que la agrupación junto con la dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento, la empresa Citra y especialistas en vialidad, han sostenido diversas reuniones de trabajo para conocer a detalles cada uno de los aspectos relacionados con esos puntos, los cuales permitirán obtener un dictamen concreto.

Apuntó que como especialistas en el tema de infraestructura necesitan conocer a detalles todo los que engloba a este proyecto tanto en el plano estructural, como geohidrológicos, de aforo y tránsito vehicular, debido a que cada uno requiere de un análisis minucioso que permita obtener un estudio concreto sobre el destino que tendrá el paso a desnivel.

“Es ahí donde tenemos que ir definiendo si se toma en cuenta una solución sustentable y con objetivos alcanzables, y se hacen diferentes modelos matemáticos donde se aplican fórmulas y análisis que ahora con la modernidad a través de programas de computadora podemos ir registrando en diferentes parámetros y eso nos ayuda como ingenieros especialistas para ir tomando decisiones”, señaló.

Mencionó que a diferencia de otros estudios geohidrológicos que el colegio ha realizado, ésta es la primera vez que enfrentan una situación en el que el principal problema a considerar es el nivel del manto freático.

 Aunado a ello dijo que también se debe tomar en cuenta los problemas estructurales de la construcción que ya presentan fracturas y aumento en la carga vial.

“El detalle es que nunca se tenía registrado tal volumen de lluvia y agua. Si bien es cierto que con cada lluvia o cada temporada se registran variaciones del nivel del manto freático, jamás habían sido con la intensidad del año pasado y en un período tan corto”, remarcó.

Apuntó que en el caso del paso a desnivel, desde el inicio se planteó de manera subterránea, por motivos de arquitectura y patrimonio cultural o cuestiones históricas y de imagen.

Se decidió hacerlo para abajo sin tomar en cuenta la posible elevación del nivel del manto freático a futuro, agregó.

“En ese sentido, para hacer una propuesta viable, hay que tomar en cuenta el manto freático junto con el nivel de factores que van a estar afectado a determinada estructura, dichos estudios son necesarios, ya que solo teniendo bases científicas se pueden  tomar decisiones”.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.