USABA CUBRE-BOCAS NEGRO NO POR PREVENCIÓN, SINO POR LADRÓN

Creyendo que nadie lo veía porque todos están encerrados en sus casas ante la contingencia por el coronavirus, se le hizo muy fácil a un joven delincuente robar en cuatro vehículos estacionados en calles del fraccionamiento San Nicolás del Sur, pero fue descubierto y terminó en la cárcel.
De acuerdo con lo que se supo a través de redes sociales, este muchacho presuntamente desde hace días vigilaba la calle 137 de dicho rumbo, y hoy consideró que era el día adecuado para robar. Se tapó el rostro con un cubre-bocas negro, se hizo acompañar de un cómplice e hicieron de las suyas, pero fueron descubiertos por vecinos, quienes de inmediato llamaron a la Policía.
El cómplice logró escapar, pero el joven fue arrestado por agentes de la SSP que llegaron a prestar ayuda, y que luego de someterlo lo mandaron a la cárcel en espera de que los afectados acudieran a interponer las denuncias correspondientes.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.