NO LOGRAN SALVAR LA VIDA DE UN ANCIANO, PERO ATIENDEN CON ÉXITO A UN NIÑO

Un hombre de aproximadamente 70 años de edad sufrió anoche un infarto en la calle 56 con 67 del Centro de Mérida, y a pesar de los esfuerzos de los paramédicos de la Policía Municipal por salvarle la vida, fue imposible y el hombre quedó tendido en la banqueta.
Mientras se esperaba la llegada del Semefo, a pocos metros de donde murió el anciano un niño de año y medio de edad sufrió convulsiones por una fuerte fiebre que padecía, así que fue atendido de inmediato por los socorristas quienes lograron estabilizarlo y enviarlo de urgencia al Hospital O’Horán.
Estas historias de vida y muerte ocurrieron con minutos de diferencia y, como le mencionamos, a pocos metros de distancia. El primer caso fue a eso de las 20:10 horas en esa calle, enfrente de la pescadería del mercado Lucas de Gálvez. La Policía recibió el reporte de un hombre de avanzada edad que sufría un infarto, así que de inmediato fue atendido por paramédicos.
No obstante, la lucha fue inútil pues el señor murió pese a los esfuerzos por reanimarle, de modo que se cubrió su cadáver y se pidió la atención del Semefo.
Casi una hora después, la dueña de un local en ese mismo cruce y a pocos metros de donde murió el señor pidió ayuda a los socorristas para atender a un niño de año y medio que presentaba fiebre y convulsiones, así que se despejó la zona para trabajar en conjunto con los policías municipales, se aplicaron los primeros auxilios al menor y se controló su temperatura para evitar que siguiera convulsionando.
A la brevedad los paramédicos lograron sacarlo de peligro y lo canalizaron a bordo de la Unidad Municipal DPM01 al Hospital O´Horán para que fuera atendido.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.