YUCATÁN, UN ESTADO DE PAZ

Los 30 ganadores del Premio Nobel de la Paz designaron a Yucatán como un Estado de Paz a través de una declaratoria que firmaron anoche en Mérida y que entregaron, en representación del pueblo yucateco, al Gobernador Mauricio Vila Dosal.
Durante la ceremonia de clausura de la edición 17 de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, realizada en Mérida desde el jueves pasado y que concluyó con el concierto “Yucatán for Peace “con Ricky Martin, Vila Dosal recibió de manos de la presidenta del Secretariado Permanente de este encuentro, Ekaterina Zagladina, la declaratoria “Yucatán, Estado de Paz”.
Es la primera vez que este reconocimiento se entrega a un estado, pues en años anteriores sólo había sido otorgado a ciudades o países, por lo que Yucatán se convirtió en la primera entidad en el mundo en obtener esta importante distinción, lo que lo pone como un ejemplo en el mundo de trabajo coordinado para hacer frente a los desafíos que plantea el mundo en un ambiente de respeto a las culturas y pueblos autóctonos.
A nombre de los yucatecos, Vila Dosal indicó que es un honor haber recibido este reconocimiento suscrito por los laureados y se convierte en un recordatorio viviente para Yucatán de todo lo que se trató durante Cumbre en torno a la construcción de la paz y del gran legado que todos los laureados compartieron con los yucatecos y visitantes de diferentes partes del mundo.
“Pero que quede claro, éste no es un reconocimiento al Gobierno, ésta es una distinción para todos los yucatecos y me comprometo a poner este documento en un lugar muy especial de la ciudad que me ayudarán a decidir, para que nos ayude a recordar todo lo que se vivió y aprendió en estos días”, puntualizó el Gobernador.
Ante la presencia de laureados y personalidades del ámbito artístico, periodístico, deportivo y cultural, entre ellos el cantante puertorriqueño, Ricky Martin, quien ofreció el concierto “Yucatán for Peace”, el Gobernador reiteró que Yucatán se encuentra listo para albergar eventos de talla mundial como la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz.
En su intervención, la presidenta de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz aseveró que, a unas horas de finalizar las actividades programadas, Yucatán demostró ser un anfitrión incomparable por su calidez, su organización y su capacidad para hacer sentir a sus visitantes como en casa, por lo que reiteró su afecto y gratitud hacia las personas que con su trabajo abnegado y entusiasmo hicieron posible el éxito de este evento.
“Nunca vamos a olvidar Mérida, nunca olvidaremos a Yucatán. De aquí partimos con la certeza de tener una misión que es la más noble de todas. Vamos a dejar nuestra huella por la paz y a salvar nuestro mundo”, afirmó.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.