NO SOPORTÓ EL FALLECIMIENTO DE SU AMIGO Y DECIDIÓ ACOMPAÑARLO

César G. cayó en una fuerte depresión luego de que hace días falleció un amigo suyo, por lo que decidió seguirlo y terminó con su existencia, dentro de su casa en la comisaría meridana de San Antonio Tzacalá.

Fueron sus padres los que descubrieron el cuerpo suspendido en casa de ese joven de 28 años, en la calle 25 de dicha comunidad.

Tras el terrible hallazgo salieron a pedir ayuda, llegando en su auxilio agentes y paramédicos de la SSP, pero al revisar al joven informaron a los señores que ya no tenía signos vitales, por lo que se cubrió el cuerpo y se pidió la intervención del Semefo.

Los señores informaron a la autoridad que su hijo estaba deprimido por el reciente fallecimiento de su amigo, y que eso lo habría llevado a tomar la fatal decisión.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.