FALLECE TRAS 12 DÍAS DE SER VÍCTIMA DE POLICÍAS DE PROGRESO

Esta noche falleció Roberto Lanz Hernández en una cama del Hospital O’Horán de Mérida, tras haber sido brutalmente agredido el pasado 4 de diciembre por agentes policiacos del puerto de Progreso, quienes fueron dados de baja temporal y están sujetos a investigación.

Los tres uniformados involucrados ahora serán acusados de homicidio, pues la carpeta de investigación en su contra era por el delito de lesiones, lo cual cambia tras el fallecimiento de la víctima.

Fue el pasado 4 de diciembre cuando, en un retén de alcoholimetría ubicado en la salida de Progreso hacia Mérida, Roberto Lanz intentó defender a su sobrino que era arrestado por los policías, a pesar de que, supuestamente, no había salido positivo en su prueba.

Sin embargo, los uniformados lo derribaron y al caer al pavimento esa persona se golpeó la cabeza, sufriendo fuertes lesiones que lo dejaron inconsciente y fue necesario el apoyo de paramédicos para ser llevado de urgencia al O’Horán.

Ahí quedó internado, en coma e intubado, y su familia denunció los hechos exigiendo justicia. Los agentes fueron suspendidos de sus labores mientras se realizaba la investigación interna, paralela a la que tiene a su cargo la Fiscalía General del Estado.

Sin embargo, tras 12 días de lo ocurrido, este viernes falleció Roberto Lanz, y sus amigos y familia lo despidieron en redes sociales.

Ahora, se prevé que el delito que se persigue a los policías sea reclasificado, con lo que ya se dictarían órdenes de aprehensión en su contra por el delito de homicidio, que podría ser simple o culposo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.