REPARTIDORES DE COMIDA SE ENFRENTAN A USUARIOS QUE NO PAGAN SUS PEDIDOS, EN JUAN PABLO

Anoche, decenas de repartidores que ofrecen servicio a través de plataformas, acudieron a un predio del fraccionamiento Juan Pablo II decididos a darles un escarmiento a unos muchachos que tienen la mala costumbre de pedir comida, reciben el producto y con lujo de violencia se niegan a pagar.
Una mujer, al parecer madre de esos sujetos, optó por llamar a la Policía, lo mismo que los vecinos, por lo cual los repartidores prefirieron retirarse, pero por redes sociales reportaron lo ocurrido y "boletinaron" el predio para alertar a otros trabajadores que ofrecen este servicio.
De acuerdo con lo que se supo del caso, se trata de unos tipos que viven en la calle 28 con 47, frente al Paseo Verde, que en días pasados golpearon a un repartidor de la tercera edad que se negaba a entregarles sin pagar la comida que les había llevado.
Anoche, esos sujetos hicieron lo mismo con otro repartidor, quien en vez de entregarles el pedido prefirió tirarlo al piso, pero los rijosos salieron de la casa portando armas blancas, así que el repartidor prefirió retirarse, pero avisó a otros compañeros suyos a través de grupos de whatsapp.
Lo que no contaban los tipos de la casa de Juan Pablo es que ese repartidor fue pandillero, según se comentó, y junto con otros repartidores regresó más tarde a esa casa, dispuesto a hacer frente a los agresores, pero con apoyo en caso de que sacaran armas de nuevo.
Alrededor de 30 motociclistas se plantaron frente al predio, y los estafadores ya no salieron, sino que desde la reja se hicieron de palabras con todos ellos. Incluso, una mujer, al parecer la mamá, salió a hablar con los trabajadores de plataforma, y llamó a la Policía, lo mismo que los vecinos, y los repartidores prefirieron retirarse, no sin antes boletinar este caso a través de todos los grupos de whatsapp de repartidores de plataforma, y se publicó en redes la foto de la casa para vetar a esos usuarios que compran y con lujo de violencia se niegan a pagar.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.