CHOQUE DE AUTOS DEJA DAÑOS A LA NATURALEZA

Hasta a una palmerita le tocó ser víctima de la imprudencia de Erika Ramos, quien al mando de su Attitude no respetó una señal de alto en calles del puerto de Progreso, y como resultado chocó contra un Bora, el cual se subió al camellón derribando precisamente la palmerita antes mencionada.
Los hechos ocurrieron cuando la mujer guiaba su Attitude de placas YZV705B sobre la calle 68, y al llegar a la esquina de la 31 no se fijó que tenía señal de alto, así que invadió la preferencia y chocó aparatosamente con un Gol de matrícula YZL727A, cuyo conductor, Alvaro Pérez, iba con paso libre, y el golpe le hizo perder el control del volante.
Por ello, este segundo auto se subió al camellón de la vía y chocó y derribó desde la raíz una palmerita, que ni vela tenía en el entierro. El asunto quedó en daños materiales pues nadie salió lesionado, y todo se solucionó con el apoyo de las aseguradoras, en presencia de agentes y peritos de la Policía Municipal de Progreso.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.